Back to top

Ubican el sitio del Caserío de los Negros

El intendente Daniel Martínez recorrió el predio declarado Monumento Histórico Nacional, impulsando la construcción de un memorial.

El recorrido fue guiado por los antropólogos José López Mazz y Roberto Bracco, del Equipo de Arqueología Antropológica de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de la República.

Ambos profesionales son responsables de los recientes hallazgos que ubican vestigios del establecimiento denominado Caserío de los Negros en el predio actual de la Escuela Nº 47, del barrio Capurro, delimitado por avenida Capurro, Juan María Gutiérrez y rambla Baltasar Brum.

En 1787 el Cabildo de Montevideo ordenó la construcción de un lugar de cuarentena para los esclavos que llegaban de África. Hasta 1811 funcionó como lugar de depósito, marcaje, engorde, venta y cementerio de unas 70.000 víctimas del comercio esclavista. En esa época, Montevideo era el principal puerto de entrada de esclavos al Cono Sur.

El antropólogo Roberto Bracco afirmó que el descubrimiento del lugar exacto del Caserío es muy importante porque “es un elemento objetivo que nos lleva a una historia que ha permanecido oculta u ocultada. Traer esa historia a la actualidad nos permite tener una idea más amplia sobre cómo se ha conformado nuestra sociedad, ya que hay grupos que tienen mucho menos visibilidad. A través de este trabajo se puede lograr que se restituya a aquellos que en su momento no tuvieron posibilidad de escribir la historia”.

Bracco agregó que “había un grupo académico trabajando sobre la hipotesis de que el antiguo caserío se encontraba en el predio de la Planta de Alcoholes de Ancap, pero con base en un estudio de otro grupo de investigadores que trabajaba con cartografías de la Bahía de Montevideo, se encontraron referencias directas al Caserío de los Negros, denominado 'Caserío Filipinas'. Mediante análisis posteriores se logró identificar el sitio a través del plano de agrimensura de la Junta Topográfica, que se encuentra en el Archivo Nacional, de cuando el predio fue enajenado por el Estado hacia un privado en el año 1847, y coincidente con el predio de la actual Escuela N° 47. A partir de eso se buscaron las escrituras originales de la escuela, en las que se encontraron las referencias directas al caserío”.

El lugar fue declarado Monumento Histórico Nacional en el año 2013. Los hallazgos arqueológicos incluyen los muros perimetrales originales, un pozo cisterna, objetos y los documentos de compraventa del inmueble. Se trata de un descubrimiento único en sus características en Sudamérica, según el Departamento de Arqueología Antropológica de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

La comunidad afrouruguaya propuso la construcción de un memorial africano en la zona. El intendente Daniel Martínez creó un equipo de trabajo conformado por diferentes secretarías para abordar la temática histórico cultural afrouruguaya.

Además, el Intendente de Montevideo planteó integrar una comisión junto con el Ministerio de Educación y Cultura, la Universidad de la República y el municipio C, con la idea de llamar a un concurso para la creación de un memorial con una dobe simbología: el recuerdo de la barbarie de la esclavitud y el reconocimiento del aporte de la raza negra a la identidad uruguaya.

Martínez destacó la importancia de un memorial para que una sociedad, y particularmente las nuevas generaciones,  “rechacen claramente la esclavitud como un acto de barbarie humana”.

En 2005 fue inaugurada la plaza Senzala, ubicada en Capurro, que constituye un espacio de memoria sobre los afrodescendientes esclavizados. En 2013 ese espacio público fue acondicionado con equipamiento recreativo y se pintaron murales alusivos.

A través de su Secretaría de Equidad Étnico Racial y Poblaciones Migrantes, la Intendencia de Montevideo promueve y desarrolla políticas dirigidas a generar situaciones de igualdad para la colectividad afrouruguaya.

Las políticas en torno a las poblaciones afrodescendientes que lleva adelante la IM se enmarcan en el Decenio Internacional para las Poblaciones Afrodescendeientes (por resolución nº 68/237 para 2015-2024) que tiene tres ejes relevantes: el reconocimiento a estas poblaciones / la promoción de la justicia en torno a estas / el fomento al desarrollo de estas. Uruguay, como Estado miembro de Naciones Unidas, tomas estas líneas de desarrollo planteadas en el decenio. Montevideo integra la Coalición de Ciudades contra el Racismo.

Texto extraído del sitio oficial de la Intendencia de Montevideo.